Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2013

Hoguera a la Vasca

Nacional acababa de perder 2 a 1 con Fénix. Se despedía del Apertura. Cabizbajo entraban los jugadores al túnel. En las cercanías del vestuario, en un lugar aislado, tuvo lugar el juicio para ver si el Vasco iba a la hoguera o no. El juicio debía ser rápido. La hinchada de Nacional estaba muy caliente por la derrota, y necesitaban ya una hoguera para calmar sus ansias. Había que encontrar un culpable y ese culpable debía ser el Vasco.

Así fue que al Vasco le contrataron al abogado de los Simpsons para que lo defendiera, y como fiscal actuó Balbi, quién como en todo juicio en el que está Balbi este triunfó logrando quemar al Vasco.



Mientras se quemaba en las llamas, del humo que salía apareció Peluso que en tiempo record se transformó en técnico de Nacional.


Mientras el Vasco ardía en llamas podemos retomar los hechos verdaderos que terminaron con su salida. Ningún medio, solo sportsdomi se atreve a contar

El calentamiento global: Danubio campeón.

Los polos se están derritiendo. Cada vez más la tierra se va calentando. Frecuentemente se derriten glaciares. De ahí el glacial viajó desde el polo sur, llegó hasta Montevideo y por su calentamiento se fue derritiendo. Se mezcló con el agua que fue utilizada para diversos fines. Viajó, por las cañerías de Ose hasta llegar a una manguera. Con esa manguera se regó el árbol que está en Jardines del Hipódromo. El agua estaba gélida, pero poco a poco el sol la fue calentando. El calentamiento global hace que la temperatura suba: Danubio Campeón.


Danubio ha sido un equipo caracterizado por arrugar en las difíciles. ¿cómo se explica que pueda ser Campeón del Apertura? El único equipo de Danubio que hemos visto con jerarquía fue aquel que ganó el Apertura y Clausura en la temporada 2006 - 2007. Luego paulatinamente se fue transformando en un equipo frío... perdiendo por ejemplo la increíble final del Apertura 2008 donde perdió 2 a 1 luego de ir ganando 1 a 0 y estar jugando con un hombre má…