Ir al contenido principal

Peñarol Campeón Uruguayo



Había una vez un jugador con nombre de perro,  que tenía un hijo que lo llevaba en sus hombros para todos lados. Todos sabemos que ese hijo se llama Benjamín. Esta relación Padre-Hijo tuvo más minutos televisivos que Diego Forlán con su Papá, o que el hijo de Jaime con Jaime.  Algunos dicen que Pacheco duerme con Benjamín en sus hombros, se baña con Benjamín en sus hombros y hace prácticamente todo con Benjamín en sus hombros.
Antonio Pacheco con su hijo Benjamín en brazos y la pelota que se llevó por los tres goles y que seguramente tendrá lugar preponderante en su vitrina.
Un día apareció un príncipe malvado de nombre Aguirre, cuya característica principal era sacar campeón a Peñarol, aún en las condiciones más adversas. También eliminar ídolos de esa institución con el objetivo de quedar solo él. Lo cierto que este Director Técnico tuvo la virtud de con un equipo muy modesto llevarlo a la final de la Copa Libertadores. Con esto el príncipe malvado se ganó el amor de todos y pudo echar a su gran rival: "El perro Tony"
Diego Aguirre 2011.jpg

Un buen día el príncipe malvado recibió unos cuantos millones de dólares y a pesar de priorizar lo deportivo se fue a nadar en dinero. Así Tony se quedó solo y abandonado en un equipo que lo acogió. Estuvo ahí un año, jugando en el fútbol Under.

Un día volvió al club de sus amores. Pues el encantamiento por el Principe Malvado había desaparecido y los dirigentes se dieron vuelta como hacen siempre las personas que quieren ganar la simpatía del público u obtener votos para ganar una elección. Así volvió Tony a jugar. Volvió a hacer un gol, pero al tener a Benjamín en los brazos todo el tiempo, hizo que sus piernas ya estuvieran desgastadas de soportar peso extra. Esto provocó que sus piernas estuvieran más débiles y producto de esto al primer trancazo se quebró. Así estuvo seis meses ya no en Wanderers sino lesionado. Dicen que igual prefirió estar lesionado en Peñarol que jugando en Wanderers.
Un buen día volvió y todos pensamos que al Tony, el querido por todo el mundo, le iba a costar. Y le costó.

Un día el Polilla lo puso de titular en el clásico y volvió a anotarle un gol a su tradicional rival. Desde ese momento empezó a ser titular en todos los partidos. Y llegó la final, el último partido, el que podía consagrar a Peñarol campeón Uruguayo ¿y qué pasó?... El Tony hizo los tres goles, se llevó la pelota, el celular de la gente, la plaqueta de Jumbo, a Benjamín en el hombro, la Copa Uruguaya Coca Cola, la Copa de Campeón Uruguayo de la AUF, una medalla. Además mencionó las palabras mágicas "Se lo dedico a todos los que no creyeron en mi".

Entre tanto en Arabia, Aguirre nadando en una piscina de dinero, ve la tele y se ríe. Jaja, ¡qué bien el Tony!. Se ganó un año más de sueldo en Peñarol y si juega todos los partidos 30 Samsung Galaxy. Y yo pasando tan mal acá con todo este dinero, ganando un IPhone 5 por minuto ¡qué mal que me siento!!!
Y colorín colorado el Tony fue feliz para siempre y Diego Aguirre fue también feliz pero con mucho más glamour.




Pero ¿cómo llegó Peñarol a ser Campeón Uruguayo?... sportsdomi te cuenta todos los entretelones.

En El Domingo más feliz (artículo de Peñarol Campeón del Apertura)  nos hicimos la siguientes preguntas.

¿Podrán las promesas de Juan Pedro Damiani a la bruja hacer que salga campeón Uruguayo?... ¿El efecto de la eterna juventud en Estoyanof durará para siempre?
¿El nuevo presidente de Nacional le ofrecerá a la bruja una butaca eterna en el parque central?

Todo esto lo sabremos en Mayo o Junio. 

Y aquí la respuesta de sportsdomi.

Enero Punta del Este:


Juan Pedro estaba en la playa mansa. De pronto se le acerca la bruja, se saca los lentes y le muestra un moretón en la cara.
- ¿Qué te pasó? - preguntó Juan Pedro.
- Empecé a salir con un jugador de Nacional. Fuimos a intimar y yo no quise. Se enojó y me pegó.
- ¿En serio? - dijo Juan Pedro. - ¿Cómo se van a meter con una mujer.? Yo tengo sangre Italiana pero jamás me metería con una mujer.
- Sí - respondió la bruja.  - Quién me agredió es un jugador de Nacional. Se llama Jorge B... no, muy obvio. J. Bava. Se que usted no le pegaría a una mujer, solo a alguien que le recrimine su butaca luego de perder un partido que iban ganando 1 a 0.
- Y ¿a qué viene usted a mi? - preguntó Juan Pedro.
- Venganza.- respondió la Bruja. - Mire, Ache se contactó conmigo. Me pagó y yo lo ayudé. Mire esto: Ivan Alonso, Juan Albin, Sebastian Abreu, ¿sabe lo que es eso?
- Para - dijo Juan Pedro. - ¿Esos refuerzos va a traer Nacional?. ¿Albin el que juega en el Levante? Estamos perdidos.¿Abreu el jugador de selección? Oh, no, se viene el tri campeonato.
- No solo eso - respondió la Bruja.
- ¿Qué más?
- Nacional va a pasar su serie y después: Real Garcilaso, Santa Fé de Colombia, y Olimpia del Paraguay.
- ¿Lo qué? - dijo Juan Pedro sorprendido. - Pero con todos esos rivales va a llegar a la final de la Copa Libertadores.
- Exacto - aseveró la Bruja. - Pero vos me podes ayudar a que esto no suceda. Ache me parece más vendehumo que vos, y Bava me pegó, además de que el Chino Recoba no me pasa la pensión alimenticia por el hijo nuestro, así que en estos días te voy a demostrar mi poder y vos vas a tener que hacer algo.
- ¿Qué? - preguntó Juan Pedro.
- Deberás demostrar qué crees en mi Dios. El Dios rojo. Para eso vas a tener que hacer dos sacrificios. Uno durante el Campeonato y otro después de que salgas Campeón.
- ¿Dios Rojo?
- Sí Dios Rojo. Es el Dios del fuego. -respondió la Bruja.  - Ah me olvidaba. Se te va a desgarrar Darío Rodriguez, Fabian Estoyanoff. Los jugadores nuevos que traigas se te van a lesionar todos y van a estar ausentes varios partidos y Juan Manuel Olivera va a hacer solo cinco goles.
- Nooo, me tenes que ayudar entonces.
- Para las finales no vas a poder contar con Valdez, se te va a lesionar en la última fecha.
- Nooo, me tenes que ayudar. Así es imposible ser Campeón.
- En la Copa Bimbo se verá mi poder.


16 de Enero:


Alexander Medina perdió su primer clásico.



Febrero antes del comienzo del Clausura.

- Bien - dijo Juan Pedro a la bruja. - ¿No era que Alexander Medina tenía un poder superior?
 - Sí - respondió la bruja. - Pero pude romper el hechizo. Ahora tu debes demostrar que crees en el Dios Rojo. Ya sabes deberás hacer dos sacrificios.Te voy a pedir el primero. Debes quemar algo de gran valor.
- ¿Algo de gran valor? - respondíó Juan Pedro. -¿Lo tengo que hacer yo?. A mi me gusta mandarle a otros a hacer el trabajo sucio. Aunque Osvaldo Jimenez ya no está más en Peñarol.
- Como tu quieras. Pero Peñarol deberá quemar algo.
- Fah, puedo agarrar a un jugador intrascendente de Peñarol y hacerle quemar por ejemplo un auto a cambio de su titularidad.
- Un auto es buena opción. Al Dios Rojo le gustan los autos - respondió la Bruja.
Marzo:


Abril:


28 de Abril:



- Señora Bruja por favor - dijo Juan Pedro desesperado. -Estamos en el horno. Nacional sigue en la Copa, Defensor primero en la anual. El clásico es el próximo partido. Walter ya quemó el auto.
- No se preocupe Juan Pedro.-respondió la Bruja. -Solo debe hacer una cosa. Dígale a el Polilla que no ponga más al Paraguayo Torres y a Walter Lopez. Con eso solo alcanza.
- ¿Eso también es un sacrificio para su Dios?
- No, no. Es saber un poquito de fútbol no más. Yo tengo poderes pero no hago milagros. Con Walter Lopez y el Paraguayo Torres va a ser imposible. Y de gracias que no le pido que saque a Bologna.
- ¿Y con nuestro equipo le vamos a poder ganar a Nacional?
- No, pero si le sacamos  Ivan Alonso a Nacional, ya matamos varios pájaros de un tiro. Pierden el clásico, no llegan a la final de la Copa, es muy simple - respondió la Bruja. - Y a Juan Albin le hice un hechizo tan poderoso que no se si algún día va a volver a ser titular en algún equipo. Y al Chino por no pagar la pensión de nuestro hijo ya vas a ver lo que le va a pasar.
5 de Mayo:





9 de Mayo:


Y así Peñarol logró ganar la tabla anual. Y luego en la final venció a Defensor 3 a 1.

4 de Junio:




Epílogo:

El torneo había terminado. Juan Pedro se acerca a la bruja.
- Bien, sacamos a Peñarol Campeón Uruguayo. Esta vez cumplimos todo el trato, no como la otra vez que te pagamos la mitad. Ya le hicimos la segunda ofrenda para el Dios Rojo. Esta vez la que hizo el trabajo sucio fue la hinchada de Peñarol. Espero que al Dios le haya gustado.


-Ya que estamos - pregunto Juan Pedro - ¿Te interesa un LCD Panavox 21 pulgadas de Carlos Gutierrez?

Comentarios

  1. buenisimo sobre todo el final con los panavox.

    Se acuerdan cuando la hinchada de Nacional colgó un muñeco que era una gallina con una pierna quebrada?
    Probablemente eso fue parte de algún ritual macabro, pero parece que no les dio resultado.

    ResponderEliminar
  2. Estimado ,

    Excelente articulo. Muy gracioso y bien pensado

    ResponderEliminar
  3. Glorioso!!!! Excelente artículo sr. sportdomi!!!
    Cuanto conocimiento de la realidad, mezclado con esa pisca de desparpajo que lo caracteriza.

    Una sola aclaración, el tony se lo dedicó a los que no lo querían.

    Abrazooo

    ResponderEliminar
  4. Otro de los artículos desechables de SportsDomi.
    Tanto como los comentarios de viejo achacoso y gaga del Dr. Bogenbroom

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad.

Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre.

El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.

 La tabla de posiciones de puntos ganados no aporta…

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta.
Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor…

Vergüenza juvenil

A veces, realizamos acciones de las que años después nos avergonzamos.
¿Quién no siente vergüenza hoy del 5 de Julio del año 1997? Ese día  salimos todos a la calle a festejar un vice campeonato mundial sub 20.
En el contexto de esos días, es verdad que la selección mayor no pasaba por su mejor momento. Estaba quedando eliminado del segundo mundial consecutivo, y en la copa américa de Bolivia no pasó la serie. Lo más cercano a un mundial con Uruguay que había para ver era la actuación de la selección sub 20. También debemos reconocer que en nuestros años viendo fútbol la selección de malasia 97 fue la única en la que uno veía que tenía buen juego de balón y el jugar la pelota por debajo salía de una manera muy natural.
Todo esto es verdad, pero no justifica festejar una derrota contra Argentina en un mundial sub 20 y hacerle el recibimiento que se le dio a esa selección. Peor aún fue nuestra ingenua creencia de que esas victorias se iban a trasladar a la selección mayor. Terminamos h…