Ir al contenido principal

Volver a perder


Está bien, antes jugábamos contra rivales de poco nombre. Recuerdo previo al mundial de Sudáfrica, que no pudimos traer a otro equipo mejor que Israel. Hasta el desaparecido Nacho Gonzalez se lució en ese partido, confundiendo al cuerpo técnico que lo puso contra Francia.


Años después, pudimos llevar Holanda y Francia al estadio Centenario. Cada fecha FIFA enfrentamos a un rival importante como Italia o España. En este último mes hemos enfrentado a Francia, España, Brasil e Italia. Sí, está bien, los últimos partidos fueron por un torneo, pero a dicho torneo accedimos por mérito propio gracias a que nos coronamos Campeones de América.

Sin embargo a pesar de esos espectaculares avances que hemos tenido, seguimos sufriendo como siempre. En la eliminatoria enfrentamos un panorama muy complicado, seguimos al borde del abismo luchando por acceder a un repechaje y en los partidos oficiales no podemos vencer a rivales de renombre, a pesar de haber hecho grandes partidos.


Existe esa creencia popular que Uruguay contra rivales difíciles se agranda. Nada más alejado de la realidad.  Los únicos dos partidos que Uruguay ganó en esta Copa de las Confederaciones fueron contra Nigeria y Tahiti.... ¿rivales complicados?... Para nada.



España nos dio un gran baile, Brasil nos ganó bien y contra Italia hicimos un gran partido pero terminamos perdiendo como siempre.  El partido contra Italia me hizo recordar el contra Alemania donde tuvimos todo para ganar, pero no lo hicimos.  Y ahí viene la gran pregunta ¿Por qué sucede esto?... Porque somos un cuadro chico. Esa es la respuesta. Somos como El Tanque Sisley yendo al estadio centenario, conformándose con un empate contra el equipo grande. Somos como Defensor festejando un clausura. Poner al Ruso Perez en el segundo tiempo del alargue en lugar de un delantero es un típico cambio de un equipo menor que se la juega a mantener el empate en lugar de salir a ganar. Pregúntese usted en este torneo ¿qué cambios ofensivos hizo Uruguay?... Aún cuando estabamos perdiendo 2 a 1 contra Italia y faltaban quince minutos para el final no había movimiento en el banco. Entonces así es muy difícil. Es hora de cambiar de mentalidad y ser realistas. No somos ni Brasil, ni Alemania. No somos una potencia. Somos Uruguay, un equipo al que una vez cada veinte años tiene la suerte de tener un buen equipo y esa vez hay que aprovecharla. Cuando esto se da (como ahora), no hay que tenerle miedo al éxito, sino terminaremos sucumbiendo ante el casi casi, y  las derrotas dignas.




Y esto tampoco se soluciona cambiando al técnico. Ha sido lo más razonable que hemos tenido en los últimos tiempos. Miren sino, lo que tuvimos: Un técnico que cree que con una camisa de color llamativo se pueda vencer, otro que se cree que besando una cruz se está más cerca del triunfo, otro impresentable que cree en el Dios Paco y hace lo que este le dicta, otro que hizo descender al mismísimo River Plate de Argentina a la B. ¿Y quién tenemos para sucederlo?... ¿A la vieja Peluso que no pudo dirigir a Paraguay? ¿ A Diego Aguirre que no pudo sacar campeona a una de las mejores sub 20 que hemos tenido?...  Y esto no lo decimos debido a que nos compraron el Paquete #2. Siempre lo hemos dicho.




Forlán:



Todos vimos el breve momento de lucidez que tuvo Diego en el partido frente a Nigeria. Es el momento de lucidez que avecina el fin de su carrera. Tres penales al hilo errados por Forlán. Contra Perú, Brasil e Italia. Siempre dijimos que no está actualmente a la altura de la selección. Su momento ya pasó. Llegó la hora de ir pensando en una renovación e ir mechando otro tipo de jugadores en su puesto, para tener personas más jóvenes jugando por Uruguay.

Conclusiones: Uruguay ha mejorado mucho de cara a los cuatro partidos que le quedan por las eliminatorias. Ha pasado ya su peor racha y nos da esperanza que mediante la ayuda del Dios del Repechaje podamos acceder a ese quinto puesto... que por momentos pareció esquivo y que hoy es posible. Eso es lo único bueno a destacar. Sobre la actuación en la Copa de las Confederaciones hicimos lo que hace siempre Uruguay. Eliminamos a los más débiles y perdimos dignamente contra los más fuertes.


Brasil Campeón:

Copa Confederaciones 2013

El equipo de Brasil le dio un lindo baile a España. Venció 3 a 0 a España.
Tabarez hizo un mejor planteo del partido contra Brasil que Vicente del Bosque y eso que el Maestro se guardó dos cambios.

Hay un gran paralelismo en la Copa América del 2007, donde Uruguay le hizo gran partido a Brasil,  pero debido a que Forlán marró un penal  Brasil llegó a la final contra Argentina; a la que venció con baile 3 a 0.

España finaliza una gran racha sin perder partidos. ¿Recuerdan eso? ¿terminar una racha?... Un futuro negro se avecina en el equipo Español. Rápidamente habría que remover a Vicente del Bosque antes que la noche caiga y queden afuera del mundial de la mano de Finlandia y Francia. Por tanto les recomiendo a los Españoles que echen a Vicente y traigan otro técnico más capaz y que demuestre mayor vitalidad. Tal vez Pepe Guardiola. Y cuidado con la noche. Tabarez ya perdió bastante dinero con su empleada, análogamente los jugadores de la selección Española seguro perdieron bastante con las garotas.  Estamos orgullosos que al menos a la generación del Chengue Morales, Fabian O´Neill, Darío Silva y el Chino Recoba,  se enfiestaban pero nunca le robaron nada... esos sí eran jugadores... a lo sumo tenían que después pasarle plata a su nuevo hijo...pero siempre estaba Balbi para defenderlos.






Desde sportsdomi le dedicamos este artículo a un asiduo lector y le deseamos una pronta recuperación.



Comentarios

  1. ¿No sería hora hablar de los dueños de la pelota? ¿exigirles que empiecen a invertir en los jugadores y no solo venderlos a la bote pronto?

    Digo yo... En una de esas los clubes empiezan a ganar torneos internacionales y los jugadores de la selección no tienen que empezar de cero cada vez que se juntan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted tiene razón. Eso ayudaría mucho, pero lo veo imposible de practicar. A lo único que podríamos llegar a aspirar es evitar que se vayan tan jóvenes. A los dueños de la pelota solo les interesa el dinero, poco le importa como repercute eso en la selección Uruguaya.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad.

Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre.

El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.

 La tabla de posiciones de puntos ganados no aporta…

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta.
Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor…

La verdadera historia de la salida de Pablo Bengoechea.

En cualquier actividad de la vida, si van a echar a alguien de un puesto de trabajo es para poner a una persona mejor y más capaz de la que había antes. Sino se consigue esa otra persona lo mejor es mantener a quién estaba en su cargo hasta que aparezca algo mejor. Las oportunidades no aparecen a fin de temporada, ni los malos resultados son siempre el desencadenante de un cambio... a veces simplemente se encontró alguien mejor para desempeñar la tarea.  Esto es lo que le pasó a Pablo Bengoechea.
Esta crónica es producto de una investigación de diversas fuentes, de las cuales estoy muy agradecido pero cuyos nombres permanecerán en el anonimato.

La llegada de Bengoechea a Peñarol



Juan Pedro Damiani quería que Diego Aguirre fuera el técnico de Peñarol. Como no pudo, tuvo que escoger otro director técnico. Para esto optó por un ídolo del club: Pablo Javier Bengoechea. En este punto no había convencimiento del presidente, pero era el nombre menos malo.

El clausura y las finales



Con un equip…