Ir al contenido principal

El fin del sufrimiento


Finalmente y tras tres largos años, se terminó este sufrimiento absoluto que es la eliminatoria. Logramos el objetivo, clasificamos a Brasil 2014... y deberíamos estar contentos, pero es tan cruel la eliminatoria que ni siquiera uno termina conforme aún logrado su objetivo. Por tanto debemos admitir que la eliminatoria para Uruguay está concebida únicamente para sufrir y lo que hoy debemos celebrar no es la clasificación al mundial sino que por casi dos años, no tendremos que volver a disputar este diabólico torneo.

Uruguay logró algo que no conseguía hace 24 años, ir a dos mundiales seguidos. Es algo para celebrar...pero...


Año 2009

Uruguay 1 Costa Rica 1



Empatamos con Costa Rica en el estadio, en el partido más sufrido de toda nuestra existencia. Fue tanto el sufrimiento innecesario que al final, no dio ni para festejar. Sabíamos que lográbamos algo importante, pero fue tanta la calentura por el mal partido jugado, y los nervios que pasamos en el estadio, que decidimos simplemente festejar lo mínimo necesario. Salimos calientes.

Año 2013

Uruguay 0 Jordania 0


Tanto deseamos no sufrir que esta vez, no pasamos ningún susto. Pero claro, estadio lleno. Todo listo para la fiesta luego de un cinco a cero... y Uruguay jugó un partido espantoso. Generó solamente tres o cuatro jugadas de gol en todo el partido contra un pobre rival. Se clasificó, pero quedó el gusto amargo de ese empate. De ese robo al pobre público que concurrió al estadio. El fútbol uruguayo no puede tener la mancha de que su selección empató con Jordania.
La sensación es como un chiste mal rematado. El resultado final del chiste es que es bueno, pero si le erras en el remate... o una película cuyo final sorprendente pasa media hora antes de que termine... sin dudas la selección uruguaya se gastó todo su presupuesto en cine en el mundial pasado (partido con Ghana)... y dejó para guionar las eliminatorias a un guionista de cuarta.

¿Estamos locos?



Después de la nefasta década del 90, después de haber sufrido la eliminación por penales contra Australia, ¿tenemos el coraje de quejarnos aún cuándo clasificamos?.... ¿Tenemos el coraje de quejarnos del maestro aún cuando de los últimos cuatro mundiales a los que fuimos, a tres nos clasificó él? ¿Qué nos pasa? Y la respuesta es muy clara. No hay mejor placer que criticar al técnico de la selección. No hay mejor placer que criticar a los 11 jugadores que están tras la pelota. No hay mejor placer que gritarle blasfemias a Lodeiro ¿para qué se piensan que está en la selección?... ¿o por qué estaba el Tata?

Así que en sportsdomi, continuaremos generando ese placer. Y seguiremos hablando mal del maestro, dejando en evidencia sus errores... hablaremos mal de la selección, diremos que no pueden hacer más de tres pases seguidos, que son horribles... aunque muy dentro nuestro sabemos la cruel realidad... la experiencia nos dice que difícilmente veamos una selección mejor que esta.


En conclusión el Maestro Tabarez se merece un gran aplauso por mantener vigente el fantasma del 50. Así que este espacio _____________________ es para que aplaudan al maestro. La verdad que el Maestro es un grande. Un fenómeno. Un técnico que la tiene clara. Un técnico que demostró que cuando se trabaja en un proceso serio se logran cosas importantes.

¿Vieron ese último párrafo?... ¿vieron qué pedorro que fue?... ¿vieron como con esa párrafo arruiné el artículo?.. Bueno eso fue lo que pasó en el último partido de Uruguay por las eliminatorias.






Comentarios

  1. Has cometido un error imperdonable... en todo el articulo no mencionaste a nuestro Dios... el Dios del Repechaje...

    ResponderEliminar
  2. notable remate del artículo....y el comentario para el rubio prejubilado?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad.

Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre.

El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.

 La tabla de posiciones de puntos ganados no aporta…

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta.
Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor…

Vergüenza juvenil

A veces, realizamos acciones de las que años después nos avergonzamos.
¿Quién no siente vergüenza hoy del 5 de Julio del año 1997? Ese día  salimos todos a la calle a festejar un vice campeonato mundial sub 20.
En el contexto de esos días, es verdad que la selección mayor no pasaba por su mejor momento. Estaba quedando eliminado del segundo mundial consecutivo, y en la copa américa de Bolivia no pasó la serie. Lo más cercano a un mundial con Uruguay que había para ver era la actuación de la selección sub 20. También debemos reconocer que en nuestros años viendo fútbol la selección de malasia 97 fue la única en la que uno veía que tenía buen juego de balón y el jugar la pelota por debajo salía de una manera muy natural.
Todo esto es verdad, pero no justifica festejar una derrota contra Argentina en un mundial sub 20 y hacerle el recibimiento que se le dio a esa selección. Peor aún fue nuestra ingenua creencia de que esas victorias se iban a trasladar a la selección mayor. Terminamos h…