Ir al contenido principal

El fúbol nuestro de cada día - Clausura 2014



El campeonato local es aburrido. Solo un partido despierta la atención que es el clásico, lo otro un mero relleno del cual se podrán sacar cinco o seis partidos y el resto basura pura. Cuando se juega la Copa Libertadores esto es mucho peor, ya que por ejemplo uno pasa de ver un Nacional - Gremio a un Nacional - Sudamérica.

De todas formas, estamos obligados a hablar de este campeonato, ya que como siempre sostenemos es el único torneo que puede ganar un equipo uruguayo. Danubio ganó el apertura. Solo queda determinar contra quién o contra quienes va a perder la final o semi final. Veremos las opciones.

Tabla anual:

Quien gane la tabla anual, clasificará directamente a la final del Campeonato Uruguayo. Esta tabla sin copa da muchos más privilegios que los torneos cortos. Y este año se da un hecho bastante particular. En los últimos campeonatos uruguayos quienes han peleado y conquistado la tabla anual, han sido Nacional, Defensor y Peñarol. Sin embargo esta vez Defensor y Peñarol han hecho tan mal apertura que deberían ganar todos los puntos del clausura (algo que  ya no es posible para ninguno de los dos) para obtenerla. Por tanto Nacional está casi solo en la pelea. Frente a sí tiene rivales de menor categoría como River Plate y Danubio.  Danubio ya tuvo la suerte de ganar el apertura, dejará de tenerla,  y River ha demostrado que no está a la altura de cuadros de tercera categoría como sí lo es Danubio. Por tanto Nacional se quedará con la tabla anual. Falta entonces determinar contra quién jugará la final, ya que dependerá de quién será el Campeón del Clausura.

Campeonato Clausura: 

Acá repasaremos algunos equipos del campeonato. Para sportsdomi es una incógnita quién ganará el clausura.

Defensor:  Siempre gana un torneo corto en cada temporada. ¿Será esta la excepción?... Ha hecho un espantoso apertura. De todas maneras se ha ido levantando de a poco. Creemos que va a estar en la pelea.
Danubio: Se pincha sin dudas. Ya tuvo mucha suerte ganando el Apertura. No le darán los puntos para ganar el clausura. Tampoco creemos que hará un clausura horrible. De todas maneras le faltarán muchos puntos para ganarlo.


Peñarol: Si uno evalúa uno por uno cada jugador de Peñarol para ver si cumple las condiciones como para formar parte del equipo, la respuesta es que individualmente cada uno puede jugar perfectamente en este equipo. Sin embargo cuando los evalúa en conjunto se da cuenta que Peñarol tiene un equipo de viejos que están más para el papi fútbol que para el torneo clausura.
Ejemplo: ¿Pacheco está para jugar en Peñarol?... podemos decir que es de gran ayuda en varios partidos. Además es jugador de experiencia que puede ser referente para varios jugadores. ¿Zalayeta está para jugar en Peñarol?... Sí es un jugador útil, que si bien últimamente no ha rendido mucho, si se recupera es un gran delantero. ¿Una delantera con Zalayeta y Pacheco está bien para Peñarol?... Y digamos que esa delantera puede ser un poco lenta... ¿y si le agregamos al Japo de 29 años?... Bueno baja el promedio un poco...¿Y si lo condimentamos con Orteman de 35 años?... ¿Y si le ponemos a Novick de 30 años?... ¿Qué pasa si además le ponemos a Luis Aguiar de 28 años?... ¿Y si de defensa ponemos a Darío Rodriguez de 39 años, Caros Valdez de 30 años, Macaluso de 33 años, Baltazar Silva de 29? Pues Peñarol tiene un equipo de viejos, cuyo único jóven es Jonathan Rodriguez, pero no va a funcionar... pues es muy difícil entender a los viejos cuando uno está en la flor de su juventud. Por tanto este veterano equipo de Peñarol dependerá únicamente de lo patético que sean sus rivales, la ayuda que le puedan brindar los jueces, el avance que tengan en la Copa Libertadores (cuanto más avancen menos chance de ganar) y la nueva medicación que encuentre la sanidad de Peñarol para "potenciar a los jugadores"... ya que el OXAB12 no lo pueden usar más.
Este equipo de Peñarol diez años antes, estaba para ganar la Copa Libertadores.



Nacional: El equipo tricolor, en cambio, siempre le ha dado importancia a los juveniles. Si bien Ache se ha encargado de meter cada tanto algún que otro viejo, siempre aparecen juveniles que le dan un aire de vitalidad al equipo. Un ejemplo es Gastón Pereiro, un juvenil que muestra condiciones para ser importante en Nacional. También tiene otros jugadores que han mejorado su potencial, como por ejemplo Carlos de Pena que a sus 21 años de a poco va mostrando condiciones haciendo que ni Porta ni Alexander Medina tengan lugar en Nacional. Por su parte tienen al mejor delantero del Campeonato Uruguayo Ivan Alonso de 34 años. Nacional tiene un balance interesante de edad. Para ganar a equipos de mitad de tabla hacia abajo, alcanza solo con Ivan Alonso, para ganar partidos más importantes se necesita además que los juveniles funcionen bien y ayuden al equipo.  Creemos que este equipo de Nacional, va también a pelear el clausura. Además está madurando sus juveniles para quizá si puede Ache mantenerlos, en uno o dos años, sean jugadores que puedan llevar a Nacional a pelear la Copa Libertadores.



Seguí a sportsdomi en facebook y twitter.

Comentarios

  1. Muy bueno el análisis de los planteles, especialmente el de Nacional.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad.

Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre.

El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.

 La tabla de posiciones de puntos ganados no aporta…

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta.
Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor…

La verdadera historia de la salida de Pablo Bengoechea.

En cualquier actividad de la vida, si van a echar a alguien de un puesto de trabajo es para poner a una persona mejor y más capaz de la que había antes. Sino se consigue esa otra persona lo mejor es mantener a quién estaba en su cargo hasta que aparezca algo mejor. Las oportunidades no aparecen a fin de temporada, ni los malos resultados son siempre el desencadenante de un cambio... a veces simplemente se encontró alguien mejor para desempeñar la tarea.  Esto es lo que le pasó a Pablo Bengoechea.
Esta crónica es producto de una investigación de diversas fuentes, de las cuales estoy muy agradecido pero cuyos nombres permanecerán en el anonimato.

La llegada de Bengoechea a Peñarol



Juan Pedro Damiani quería que Diego Aguirre fuera el técnico de Peñarol. Como no pudo, tuvo que escoger otro director técnico. Para esto optó por un ídolo del club: Pablo Javier Bengoechea. En este punto no había convencimiento del presidente, pero era el nombre menos malo.

El clausura y las finales



Con un equip…