Ir al contenido principal

Rumbo al mundial : La despedida de los Diegos













Uruguay va a disputar el mundial por segunda vez consecutiva...algo que no ocurría desde Italia 90. Esto lo consigue después de un ciclo con varios logros, entre los que se destacan el cuarto puesto en el mundial de Sudáfrica y la Copa América.

Estamos ante la mejor selección que hemos tenido en los últimos cuarenta años. Hoy van camino a otro mundial. Uruguay puede afrontar el mundial con dos actitudes. La primera conformándose con lo que ya logró este grupo e ir simplemente para hacer un digno papel y poner punto final a un gran ciclo, o por el contrario, buscar otro desafío, olvidar lo que pasó antes y pensar en ser campeones del mundo.  Pero claro, para eso, debemos dejar de homenajear jugadores, citarlos por sus logros de antes y citar a aquellos que están más aptos ahora.


Pero este precepto de modernizar la selección uruguaya  choca con la mentalidad del uruguayo. El uruguayo es orgulloso del estadio centenario, monumento al fútbol mundial, al cual desde el año 1930 se le han hecho escasas reformas para modernizarlo y adaptarlo a un estadio del siglo XXI... Hoy cualquier cancha chica (Franzini, Viera, Saroldi) tiene mejor césped que el del Estadio. Gracias a eso estamos hundidos en un pasado del que no queremos salir, y los rivales que vienen del exterior se ríen de ese pobre monumento histórico por sus pésimas condiciones.

El conservadurismo del uruguayo, el miedo al cambio, nos ha hecho ser un país atrasado en algunos ámbitos...sin ninguna innovación de infraestructura que valga la pena nombrar. Incluso nos ha hecho ser unos ignorantes en cuanto al cambio y ha provocado por ejemplo que grandes obras modernas, las hagamos mal. Un claro ejemplo el Corredor Garzón... También nos ha provocado hacer obras innecesarias por ejemplo un aeropuerto diseñado para un tráfico aéreo tres veces más grande del que necesitamos.

El maestro Tabarez  ha mostrado ser una persona sumamente conservadora, a la que le ha costado hacer cambios. Esa dejadez de nuestro técnico a provocado que casi quedáramos afuera de Brasil 2014. Por suerte supo tener una leve reacción. Sin embargo si se quiere pelear este mundial el cambio tiene que ser más profundo.


No se aceptan Diegos:
El plural de la palabra indica que un Diego es posible aceptar, pero no más de uno. El aceptado es Diego Godín, titular del Atlético de Madrid. Quienes se deben retirar de la selección son Diego Forlán y Diego Lugano.

El capitán en desgracia:



Diego Lugano, luego de abandonar el fútbol Turco fue de mal en peor. No tuvo nunca continuidad en el poderoso Paris SG, del que se tuvo que retirar para jugar. Llego al Malaga FC sin éxito y tuvo que terminar en el West Bronwich Albion de suplente. Para entender bien esto, vamos a hacer el siguiente razonamiento.  Vamos a establecer que la peor defensa dentro de una liga está conformada por aquel equipo al que le convierten más goles. Al West Bronwich Albion le han convertido un total de 43 goles en la Premier League. Al 17/03/2014 solo hay seis equipos en la Premier que han recibido 43 o más goles. Como conclusión podemos decir que la defensa del West Bronwich Albin es la catorceava peor de la Premier. Si asumimos que, siendo Lugano defensa central, pueden haber dos defensas centrales por equipo, podemos decir que hay 26  defensas, mejores que los defensas del West Bronwich Albion. Incluso en el Albion hay dos defensas que son mejores que Lugano lo que nos dice que hay 28 defensas mejores que Lugano. Si asumimos que los suplentes de los primeros trece equipos son mejores que los suplentes del Albion (seguro todos tienen más minutos que Lugano) hay 41 jugadores en la premier mejores que Lugano. Dado que uno de nuestros rivales es Inglaterra y asumiendo que de estos 41 como mucho 10 pueden ser extranjeros (compensamos también con los defensas ingleses que juegan en otra liga)... hay 31 ingleses mejores que Lugano. Tabarez ¿le queres ganar a Inglaterra con un defensa central que es peor que treinta y un defensas de ellos?....Y si a esto le sumamos que de esos 31 seguramente 25 tengan más rodaje que Lugano... la respuesta es clara. En conclusión está claro que Lugano no debe ir al mundial. Si es influyente con el grupo, que el Maestro le pague un sueldo para que forme parte del cuerpo técnico pero nunca de titular.

El balón de oro cuatro años después:


Estamos todos muy agradecidos con el aporte que ha hecho Diego Forlán a la selección desde que se puso esa camiseta hasta la Copa América del 2011. Llegó la hora de hacerle un partido homenaje y listo. Lo veo mejor para en Peñarol manejarle la camioneta al Japo cuando se mama, o prenderle la computadora a Carlitos Nuñez cuando llega ebrio de Piedra Lisa.Ni siquiera es un jugador influyente en el equipo. No transmite nada.
De hecho se ha ido deteriorando desde la Copa América con Uruguay. Luego de fracasar en el Atlético Madrid, pasó al Inter de Milán, luego al Inter de Portoalegre y finalmente al poderoso Tereso Ocaca (o como se escriba) de Japón. Si Oliver Atom existiera, se estaría martillando sus genitales al ver a un jugador pasar del soñado fútbol de Brasil al pobre fútbol Japones. De todas maneras Forlán es buen negociante, no importa el nivel consigue siempre un equipo que pone buen dinero por él. Y estoy seguro que los equipos Japoneses se van a dar cuenta que están pagando por nada. Hasta ahora Forlán no ha hecho nada por ese equipo.
Por otra parte Forlán lleva tres penales seguidos errados por la selección uruguaya. Además perdió rebeldía. Se asustó con lo que le pasó al Loco Abreu en Nacional y optó por nunca vestir la camiseta de sus amores:Peñarol.  Un jugador que demuestra una fuerte liviandad, tal vez Zaira, lo hacía ser hombre, pero hoy se convirtió en una mujercita miedosa.  La única esperanza que nos queda es que vuelva con Zaira algo muy difícil teniendo en cuenta que Diego se casó... pero hoy este jugador tiene la comodidad del viejo que ya no quiere ensuciarse las manos y disfruta de su retiro sin presión llenándose de oro en japón.

Las buenas determinaciones del maestro:

El periodismo uruguayo es horrendo. Hace un año todos pedían a Recoba para la selección... antes de Sudáfrica 2010 pedían a Pacheco y desde el 2010 al 2014 se cansaron de pedir al Tanque Silva. En este caso le damos la derecha al maestro. En primer lugar el campeonato uruguayo es un deporte completamente distinto al fútbol, no se puede catalogar de gran jugador a alguien que rinda ahí. Por otro lado el tiempo le dio la razón al maestro, Pacheco un año después tuvo que ir a préstamo a Wanderers pues no iba a ser tenido en cuenta en Peñarol y Recoba vive en una eterna lesión en Nacional.  El Tanque Silva, mostró su juego al fracasar en el fútbol europeo y en Boca. Llevarlo sería como la construcción del corredor Garzón... para hacer algo de importancia hay que hacerlo bien.


Rumbo a Brasil 2014:


Solo resta animarse a encontrar una mejor defensa, a tener un jugador que sustituya al Ruso...y jugadores que sepan arrimarle la pelota a Cavani y Suarez. Solo así se podrá pelear por ganar en Brasil 2014... sino Brasil 2014 será un homenaje a una selección que nos dio mucho, culminando un ciclo de éxitos con un fracaso mundialista. Pero nosotros no queremos eso, queremos ser campeones del mundo. A eso y solo a eso hay que apuntar...después si se pierde se dignificará o no la derrota, pero ninguna derrota es digna si ya se tiene presente perder. 

Comentarios

  1. Estupendo artículo. Una pieza fantástica desde el punto de vista futbolístico y sociólogico.
    Solo algún comentario.
    1) Lugano nunca jugó en Malasia
    2 ) Forlán salió Pichichi con el atlético de Madrid y ganó una Europa League haciendo los goles en los dos partidos finales.
    3 ) El cálculo sobre Lugano y el West , como se diga es errado. Debería descontarle el tiempo pasado en el banco.
    4 ) ¡ Qué buena está la mujer del Diego !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad.

Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre.

El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.

 La tabla de posiciones de puntos ganados no aporta…

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta.
Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor…

La verdadera historia de la salida de Pablo Bengoechea.

En cualquier actividad de la vida, si van a echar a alguien de un puesto de trabajo es para poner a una persona mejor y más capaz de la que había antes. Sino se consigue esa otra persona lo mejor es mantener a quién estaba en su cargo hasta que aparezca algo mejor. Las oportunidades no aparecen a fin de temporada, ni los malos resultados son siempre el desencadenante de un cambio... a veces simplemente se encontró alguien mejor para desempeñar la tarea.  Esto es lo que le pasó a Pablo Bengoechea.
Esta crónica es producto de una investigación de diversas fuentes, de las cuales estoy muy agradecido pero cuyos nombres permanecerán en el anonimato.

La llegada de Bengoechea a Peñarol



Juan Pedro Damiani quería que Diego Aguirre fuera el técnico de Peñarol. Como no pudo, tuvo que escoger otro director técnico. Para esto optó por un ídolo del club: Pablo Javier Bengoechea. En este punto no había convencimiento del presidente, pero era el nombre menos malo.

El clausura y las finales



Con un equip…