Ir al contenido principal

Por siempre Maestro Tabarez




Llegó la hora de continuar en este camino de éxitos  Dígámosle adiós a todos los procesos anteriores que no nos dieron ninguna alegría. La selección uruguaya de fútbol de Tabarez está entre las mejores selecciones de todos los tiempos. Oscar Washington Tabarez definió una estrategia de jugar los partidos que nos ha demostrado que nada es imposible.

El proceso Tabarez arrancó con una buena Copa América. En primer lugar y como hacemos casi siempre eliminamos al local Venezuela. Luego le hicimos un gran partido a Brasil y de no ser por esa pelota que pegó en el palo hubiéramos clasificado a la final con Argentina...de todas formas gracias a que pasó Brasil,  hoy tenemos más copas américas que los argentinos.



La eliminatoria nos costó como siempre. Tuvimos mala fortuna en algunos partidos en los que merecimos ganar, como cuando enfrentamos a Brasil de visitante. Pero Tabarez formó un equipo que en las difíciles se hace más fuerte que nunca y cuando todo parecía que nos quedábamos sin mundial, cuando en la altura nos ganaba Ecuador y nos dejaba afuera, tuvimos la jerarquía y rebeldía para dar vuelta ese partido, gracias a un claro penal que le hacen en la hora a Cavani y que termina convirtiendo Forlán. Después vencimos a Costa Rica de visita y gracias a eso clasificamos a Sudáfrica.



¿Y en el mundial? Tuvimos la alegría más grande que nos dio Uruguay en los últimos tiempos. Después de 20 años volvimos a ganar un partido. Por primera vez en la historia el local no pasaba la serie y todo eso gracias a Uruguay. Ganamos el grupo y gracias a eso tuvimos un rival en Octavos sencillo. Pero después tuvimos que enfrentar de visita al duro fútbol africano. El fútbol
africano cada año mejora más y más y seguramente en breve los veremos definiendo mundiales. Recordemos por ejemplo que Ghana en Brasil 2014 igualó 2 a 2 con el campeón Alemania. En un partido épico de esos que no se borrarán nunca de nuestra cabeza vencimos a Ghana por penales.



Contra Holanda jugamos de buena manera, pero Holanda es un gran equipo y teniendo el juez a su favor era difícil vencer. Después perdimos el cuarto puesto con Alemania dando batalla hasta el final. Aún recuerdo esa pelota que pegó en el palo de Forlán en los descuentos. Terminamos en un muy digno cuarto puesto que recordaremos por siempre.

Después tuvimos la Copa América, en la que en cuartos de final nos tocó el peor cruce, el local Argentina. Pero este equipo bajo la conducción del maestro no se achicó y se peleó un partido en el que por momentos tuvimos un hombre menos. Pero logramos con jerarquía vencer en la definición por penales. Después demostramos que eramos los mejores al vencer claramente a Perú y Paraguay (un Paraguay que eliminó a Brasil) y coronarnos de esta forma Campeones de América.


Por si esto fuera poco, el maestro nos clasificó por segunda vez consecutiva a un mundial. Algo que no sucedía desde Italia 90, cuando el maestro también nos clasificó. Cuando todo aparecía imposible apareció la jerarquía de este equipo y gracias al gran trabajo del maestro pudimos clasificar a Brasil 2014.



Finalmente el mundial en el que le tapaste la boca a varios. Aquellos que decían que no podíamos ganar a un equipo Europeo tuvieron que cerrar la boca cuando en menos de una semana le ganaste a la difícil Inglaterra e Italia.



Luego la FIFA no nos quiso más en el mundial. Nos vio como amenaza y nos sacó al mejor jugador. De todas maneras el equipo dejó todo contra Colombia y fue gracias a su arquero que nunca nos pudimos poner en el partido. Pero dicho mundial no solo se caracterizo por la victoria contra dos Europeos de primer nivel, sino por tus grandes discursos, y tu ética al mostrar que no estás de acuerdo con la FIFA, renunciando a tu cargo. Por siempre quedará tu gran frase Vamos que Vamos.



Por eso no queremos cortar con estas alegrías. Llegó la hora continuar. De seguir cosechando logros y clasificaciones a mundiales. De seguir en el primer nivel. De seguir este proceso donde no solo tuvimos éxitos en mayores sino también en juveniles. Con este proceso la renovación está asegurada. No debemos cortarlo. Debemos continuar creciendo, transitando en el camino correcto creyendo que se puede para lograr volver a ganar un Campeonato Mundial.

Por siempre Maestro Tabarez. Que sigas en la selección y no te vayas, pues contigo la alegría está garantizada.


Comentarios

  1. que pasò sports domi? le vino un ataque de oficialismo? La empleada del maestro le pasò unos dólares a algún redactor de sports domi?
    donde quedó esa selección que no juega a nada?
    y cuando el comentario para el ídolo con pies de barro Luisito, el multimillonario mordedor? El que ahora se tira por su lado con los abogados del Barcelona para que le bajen ùnicamente los 3 meses de suspensión que le quedan pero dejando adentro a la selección., pues negociará poder jugar con el Barça, pero no con la selección.
    que pasó...como diría la propaganda....
    cortala con tanta dulzura.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo. Mostrando los puntos importantes de la era Tabárez. Todo lo bueno que se hizo y, esperemos, se seguirá haciendo.
    Felicitaciones.
    No es cómo otros sitios o periodistas que quieren defenestrar todo el excelente trabajo realizado por el maestro.

    Sigamos así!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad. Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre. El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.  La tabla de posiciones de puntos ganados no

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta. Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor

Vergüenza juvenil

A veces, realizamos acciones de las que años después nos avergonzamos. ¿Quién no siente vergüenza hoy del 5 de Julio del año 1997? Ese día  salimos todos a la calle a festejar un vice campeonato mundial sub 20. En el contexto de esos días, es verdad que la selección mayor no pasaba por su mejor momento. Estaba quedando eliminado del segundo mundial consecutivo, y en la copa américa de Bolivia no pasó la serie. Lo más cercano a un mundial con Uruguay que había para ver era la actuación de la selección sub 20. También debemos reconocer que en nuestros años viendo fútbol la selección de malasia 97 fue la única en la que uno veía que tenía buen juego de balón y el jugar la pelota por debajo salía de una manera muy natural. Todo esto es verdad, pero no justifica festejar una derrota contra Argentina en un mundial sub 20 y hacerle el recibimiento que se le dio a esa selección. Peor aún fue nuestra ingenua creencia de que esas victorias se iban a trasladar a la selección mayor. Terminamos