Ir al contenido principal

La Copa Mides Sudamericana


No existe Copa más integradora que la Copa Sudamericana. En ella conviven equipos con la gloria de Nacional de Uruguay o River e Independiente de Argentina, y equipos desconocidos como Juventud de las Piedras o Carabobo FC de Venezuela. Cumple con los sueños de integración que los héroes de la patria, héroes libertadores, mal nombrados en otra Copa que no tiene nada de integradora.

El sueño Vareliano, de una escuela pública en la que el hijo del panadero compartía el aula con del hijo del empresario es realidad en la Copa Sudamericana. Es contrariamente a lo que sucede en la elitista Copa Libertadores de América.

La Copa Mides Sudamericana, es la copa de los sumergidos. La copa de aquellos equipos que nunca hubieran podido jugar una copa internacional si no fuera por ella. En Uruguay le dio la posibilidad a Cerro Largo, El Tanque Sisley y Juventud de las Piedras de poder jugar torneos internacionales. Algo que si no fuera por este torneo, no hubiera sido posible.

Jimmy Ayoubissa - Presidente del Carabobo Fútbol Club:


Luego de haber sufrido mucho bulling, por el nombre de nuestro equipo, la Copa Mides Sudamericana nos ha dado la posibilidad de que nuestro lindo nombre este en la Copa Sudamericana. Ahora todo Sudamerica nos hace bulling. ¿No puede haber un equipo con nombre Carabobo?... ¿qué tiene de malo?. 

Sin embargo la Copa Mides Sudamericana, da posibilidades hasta ahí nomás. Como en toda ayuda social, muchas veces es para la tribuna y los equipos siguen sumergidos en la marginación.



George Antar - Presidente de Deportivo La Guaira:

La Copa Mides sudamericana ayuda, pero no es sufriciente. Cuando ya se llega a las fases finales, los equipos que la juegan son los de siempre. Los equipos de elite. Los buenos.  Los equipos como nosotros, tenemos pocas posibilidades. Nos hacen arrancar tan atrás en el campeonato que nos hace imposible llegar a las últimas fases de la competencia. Sueño con una américa libre, con una américa integradora, con una américa de todos... esta américa sigue siendo de los mismos. Los más poderosos sumergen a los más pobres. A nosotros nos dan migajas.

Rodolfo D´Onofrio - Presidente de River Plate:


Está bueno lo que hace la Copa Mides Sudamericana. Esto de integrar equipos es buena idea. Pero a mi no me gusta esto de que se le de participación a los equipos sin pedir nada a cambio. Esto termina siendo un asistencialismo que poco sirve. Hay que exigirles cosas a los equipos. Pedirle profesionalización de sus equipos, trabajo en divisiones formativas. Sino no sirve.  


Hugo Moyano - Presidente de Independiente


Antes de ser presidente de Independiente
Estamos a favor de la integración. Pero exigimos una Copa Sudamericana, donde nos integramos todos o ninguno. Quiero un campeonato sudamericano en la que puedan clasificar todos los equipos de sudamérica. Esa es la Copa Sudamericana que quería Perón (así su club Racing podía clasificar). Viva los Peronistas!!!.

Después de ser presidente de Independiente

No entiendo por qué razón se le da participación a equipos que a duras penas son clubes profesionales. La Copa Sudamericana no debería solucionar los problemas que tienen equipos locales, que a penas pueden afrontar un viaje dentro del continente. La Copa Sudamericana debería resguardar más el espectáculo y traer mejores equipos, de forma tal que cuando enfrenten a Independiente exista un interés por ese partido. Es la Copa que le gustaría ver a Perón. Una Copa Sudamericana fuerte. Viva los Peronistas!!!.


Así es que la Copa Sudamericana es el torneo de los sumergidos. Aquellos que sueñan con ganarla, simplemente para poder cumplir su sueño de ir a Japón y  jugar la poderosa Copa Suruga Cup.

Seguí a sportsdomi en facebooktwitter y google+.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pare de sufrir

El 7 de Setiembre volveremos a sufrir. Vuelve la eliminatoria sudamericana.  No recuerdo, ni tengo el conocimiento de si alguna vez no sufrimos; seguramente dejamos de sufrir por quedar eliminados antes de que termine, y por eso pudimos disfrutar algún partido con tranquilidad.

Creíamos nosotros ingenuamente que con esta selección; campeona de América, cuarta en el mundo; no íbamos a sufrir. La realidad fue otra; ese sentimiento nos acompañará siempre.

El juego de la eliminatoria se puede resumir de la siguiente manera. Uno tiene 8 partidos de local y tiene que ganar todos y si no los gana tiene que recuperarlos de visitante.Si uno termina con saldo 0 (se gano todo de local y se perdió todo de visitante) o más  hay grandes probabilidades de clasificar; en caso contrario a sufrir. Por ejemplo en la eliminatoria pasada Uruguay llegó al repechaje con saldo -3, y Argentina que fue el último clasificado directamente lo hizo con saldo +1.

 La tabla de posiciones de puntos ganados no aporta…

La gran estafa

El único objetivo de un torneo corto es el enfrentamiento entre Peñarol y Nacional. Los partidos previos en que dichos equipos se enfrentan a cuadros del campeonato under, son como una campaña de expectativa, para que los periodistas deportivos puedan establecer quien es el favorito a partir de los resultados.  Dado que uno está  aburrido de diez fechas con partidos intrascendentes uno espera en el clásico al menos ver un gol o varios  expulsados. Sin embargo nos encontramos con un empate 0 a 0 y con los 22 jugadores en la cancha al final del partido. El empate es como ir a escuchar a los Rolling Stones y que no  toquen Satisfaction, ir a ver a Paul Mc Cartney y que no toque Yesterday, ir a ver a la Vela Puerca y no sentir olor a porro, o ver seis temporadas de Lost y cuando llega el final queden la mayoría de los misterios que nos mantuvieron en vilo desde el comienzo de la serie sin respuesta.
Para no deprimirnos ante el empate,  sportsdomi ha inventado la figura del ganador honor…

La verdadera historia de la salida de Pablo Bengoechea.

En cualquier actividad de la vida, si van a echar a alguien de un puesto de trabajo es para poner a una persona mejor y más capaz de la que había antes. Sino se consigue esa otra persona lo mejor es mantener a quién estaba en su cargo hasta que aparezca algo mejor. Las oportunidades no aparecen a fin de temporada, ni los malos resultados son siempre el desencadenante de un cambio... a veces simplemente se encontró alguien mejor para desempeñar la tarea.  Esto es lo que le pasó a Pablo Bengoechea.
Esta crónica es producto de una investigación de diversas fuentes, de las cuales estoy muy agradecido pero cuyos nombres permanecerán en el anonimato.

La llegada de Bengoechea a Peñarol



Juan Pedro Damiani quería que Diego Aguirre fuera el técnico de Peñarol. Como no pudo, tuvo que escoger otro director técnico. Para esto optó por un ídolo del club: Pablo Javier Bengoechea. En este punto no había convencimiento del presidente, pero era el nombre menos malo.

El clausura y las finales



Con un equip…